agencia de publicidad en madrid

El cambio de packaging por el verano

por

Uno de los indicativos por los que nos damos cuenta de que se acerca una fecha o una época del año concreta son las acciones de cualquier agencia de publicidad en Madrid u otro lugar de España, empresa o marca. Todos sabemos que la navidad está cerca debido a la decoración de los diferentes comercios, la llegada de Halloween es advertida por numerosos fantasmas o calabazas y sabemos que San Valentín está a la vuelta de la esquina cuando empezamos a ver corazones y cupidos tirando flechas en todos lados.

Estos cambios son evidentes en la decoración de los establecimientos, en el lenguaje utilizado, en las publicaciones en las redes sociales y como no podía ser de otra manera en el packaging. La llegada de la fecha señalada es recordada por las marcas inundando los establecimientos con sus productos con un cambio en sus envases o etiquetas que recuerden la fecha que acontece, para terminar de convencernos para que echemos su producto en nuestro carro de la compra. No deja de ser un movimiento estratégico para ganar consumidores que ocurre en navidad, Halloween, día de la madre y como no podía ser de otra manera con la época del año más esperada por todos, el verano.

El verano supone el pico de ventas para muchas marcas. La época estival la asociamos al sol, a la playa, a las vacaciones y a la desconexión por lo que estamos más predispuestos al consumo de productos que nos recuerden esto. Los productos que se suban a este carro serán asociados a estos valores aunque sean productos que vemos el resto del año.

Por este motivo, las marcas intentan darle cada año a sus productos ese ansiado toque veraniego. Los productos estacionales como helados o cremas solares lo tienen mucho más fácil para lograr la ansiada conexión con los consumidores. Pero los productos que en un principio no se asocian al verano son los que tienen que tirar de creatividad para lograr resultados. Y aquí entra en acción el packaging.

Las posibilidades son infinitas pero el objetivo debería ser muy claro: que el packaging evoque inmediatamente el verano. Lo más normal es que el packaging estival sea algo estacional, lo que crea esa sensación de urgencia al ser algo limitado en el tiempo.

Tendencias en el verano de 2017
Según apunta Tiny Box y desde nuestra agencia de publicidad en Madrid este año se usarán diseños muchos más naturales inspirados en el mar, la arena, los árboles y el cielo.

Share

Comentarios cerrados