agencia de publicidad

La importancia de hacer marketing de contenidos

por

Existe una creencia muy extendida en el mundo empresarial de que cualquiera sirve para crear contenidos. Las empresas tienen la idea de que una persona por el simple hecho de saber escribir, juntar letras en un documento en blanco, ya es válida para materializar en palabras lo que la empresa quiere contar. Así, está función tan importante en nuestros tiempos, recae sobre alguien no especializado de la propia empresa o simplemente la persona que ha tenido tiempo. O también tienen la opción de contratar algún freelance externo, no escogido por su experiencia si no por lo poco que cobra y no en una buena agencia de publicidad. Y es un error mayúsculo. El marketing de contenidos es clave en los tiempos que corren y una pieza fundamental en la estrategia ya que es una forma de conectar con nuestros clientes y seguidores que quieren escuchar lo que nuestra empresa quiere contar. Los contenidos son un arma que tienen las empresas para conseguir ese ansiado engagement con sus clientes. Pero de nada sirve si no se hace bien.

Por eso, al contrario de lo que muchas compañías piensan, no vale cualquiera para responsabilizarse de nuestros contenidos. Los contenidos deben caer en manos experimentadas, en alguien que tenga clara una estrategia a seguir y al público al que se dirige.

El responsable de contenidos debe saber escribir. Y como hemos dicho antes, no basta con juntar palabras. No hace falta contratar a un escritor profesional pero si alguien que sepa lo que hace. Además debe conocer los temas sobre los que escribe. Cada empresa pertenece a un sector y se quiere mostrar la idea de que la empresa es una experta en ese ámbito, el responsable de contenidos de una agencia de publicidad debe conocer de lo que está escribiendo. Tiene que ser un experto en la materia en la que la empresa trabaja. Si tienes una empresa ligada al sector del automóvil, no valdría una persona que nunca se ha subido a uno.

Pero saber escribir y ser un experto en la materia que nos toca no es suficiente. También debe saber contar historias. El storytelling está hoy en día de rabiosa actualidad, los usuarios no quieren únicamente reportajes que hablen de la empresa, quieren contenido de calidad. No se trata de spamear a nuestros clientes, sino contar historias que tengan valor, que sean relevantes para nuestro público.

Share

Comentarios cerrados